JAZZ 17. ARMONÍA FUNCIONAL (I)

En la armonía funcional cada acorde tiene un papel concreto, e oposición a la armonía no funcional donde todo se basa en la sonoridad y no en jerarquías funcionales.

Hasta el jazz post-bop de los 50 y 60, la armonía fue funcional. Lo cual sigue siendo hasta nuestros días, pero incorporándose otras posibilidades y lenguajes.

En el jazz, las progresiones se definen por los movimientos de las fundamentaes (Root Motion), siendo el más frecuente el movimiento por ciclo de quintas, es decir, moverse desde un acorde hasta su vecino. Hay dos versiones del ciclo de quintas: diatónico y cromático.

CICLO DE QUINTAS DIATÓNICO

Muchas piezas de jazz se pueden interpretar con los acordes diatónicos cuya relación por quintas descendentes (cuartas ascendentes) es la siguiente en el MODO MAYOR:

El movimiento más típico es por quintas descedentes. Muchas progresiones utilizan este esqueme parcial o totalmente. Las fundamentales se mueven por quintas o cuartas perfectas excepto entre grados IV y VII donde hay un tritono: 
Este mismo patrón lo podemos aplicar al modo menor, em este caso el tritono está entre bVI y II:


Autumn Leaves utiliza el ciclo de quintas completo desde Am:
Am - Dm7 - G7 - Cmaj7 - Fmaj7 - Bm7b5 - E7 - Am


CICLO DE QUINTAS CROMÁTICO
El ciclo de quintas cromático expresa igualmente la relación entre fundamentales por quintas descedentes / cuartas ascendentes. La diferenca es que o tiene en cuenta la cualidad de los acordes. Es decir, no se respecta que cada grado de la tonalidad sea mayor, menor, dominante, etc... Dando importancia al movimiento de fundamentales, la cualidad del acorde es secundaria y se ajusta a la sonoridad deseada.
Normalmente o veremos ciclos de quintas cromáticos completos, sino fragmentos, como el patrón Ebmaj7 - Abmaj7  - Db7 en Lady Bird.


ALTERNAR ACORDES FUERTES Y DÉBILES

En el jazz, como en muchos otros estilos funcionales, hay una gran tendencia a alternar acordes fuertes con débiles para crear ritmo armónico. Los acordes fuertes caen en tiempos fuestes del compás y los débiles en los otros tiempos.
Como paradigma tomemos la progresón II-V7-I. Generalmente I y II son acordes fuertes y V7 débil (donde * es otro acorde débil):
Hay tres funciones armónicas tonales: subdominante (o predominante, o preparación del dominante), dominante y tónica. Las tres establecen la tonalidad. Un acorde aislado no implica ninguna tonalidad, pero basta que se preceda por su dominante para que sea así.
Distintos acordes pueden funcionar según estas categorías, de manera que son intercambiables:
  • Todos los predominantes tienen dos notas en común con el grado IV (subdominante por excelencia)
  • Todos los acordes dominantes tienen el grado 4 y 7 de la escala de la tonalidad
  • Todos los acordes de tónica tienen dos notas en común, al menos, con I 
En general I, II y IV son acordes fuertes.
V, VI y III son acordes débiles (excepto si VI o III funcionan como acorde de tónica).
VII depende del contexto, a veces es dominante (débil), a veces subdominante (fuerte).

Los Rhythm Changes de Gershwin siguen este patrón:
El movimiento débil-fuerte es más restringido ya que se dirige al I. Mientras que el movimiento fuerte-débil es más abierto. El I, sin embargo, puede tomar muy diferentes formas, por lo que el movimiento acorde débil-fuerte debe justificarse según alguno de estos supuestos:
  • El movimiento débil - fuerte sigle el ciclo de quintas. Ejemplo son los domianantes secundarios: Imaj7 E7 - Am7... donde E7 está en posición débil y es V7/VI.
  • El acorde débil es u acorde de paso o vecino que conecta doa acordes fuertes: IIIm7 bIIIm7 - IIm7.
  • El acorde débil se justifica "hacia atrás". Por ejemplo I seguido de VIm7 o IIIm7, en estos casos estos últimos son prolongaciones del I y son fuertes considerando el I débil. 

Añadir tensiones a un acorde no afecta a su función.

En ocasiones la progresión no empieza en el acorde I pero sigue igualmente el ciclo de quintas por ejemplo II V I VI.
También en los turnarounds. Son dos compases que conectan las partes en formas tipo AABA, ABAC, ABA, para volver a la tonalidad o acorde inicial. Esto sigue el patrón de acorde fuerte-débil. Por ejemplo:
El esquema general de un turnaround es:
  • Primer compás: Acorde de tónica + Prolongación tónica o acorde de paso
  • Segundo compás: Predominante + Dominante
  •  

Comentarios