DESENTRAÑANDO A MESSIAEN (VII): RITMOS - NOTACIÓN

Hay cuatro métodos para la notación de estos ritmos que hemos estado viendo en entradas previas.

PRIMER MÉTODO

Las notas se escriben con sus valores exactos, sin tipo de compás. Se usas barras para indicar subfrases o frases y, eventualmente, como espacio donde tienen validez los accidentes.

Es el método más útil para el compositor, ya que la notación supone la expresión exacta de la concepción musical. 

Es la mejor notación cuando hay un solo intérprete o un grupo reducido de cámara. Este método necesita un estudio previo por parte de los intérpretes para asimilar mentalmente el valor que funciona como unidad (por ejemplo semicorchea).



SEGUNDO MÉTODO

Con la orquesta, las cosas s complican. cuando todos los intérpretes tienen los mismos ritmos y estos se ajustan a compases regulares, se puede notar mediante cambios de compás. Este método es costoso para el director de orquesta.

TERCER MÉTODO

También en la orquesta, cuando los intérpretes tienen todos los mismos ritmos pero estos NO se ajustan a compass regulares es necesario dividir la música en compases cortos. Se escribe un número indicando el número de notas del compás, notas que pueden ser iguales o no en duración. La duración de las notas corresponde a unos signos que se colocan sobre un pentagrama. Esto exige un acuerdo previo sobre esos signos. Por ejemplo:




CUARTO MÉTODO

Es el más sencillo para los intérpretes ya que conserva el habito normal de lectura. Consiste en utilizar síncopas encajando todo en una métrica habitual.
Es el método imprescindible cuando hay una superposición de ritmos (polirritmia) por parte de varios músicos.
Se trata de una notación falsa, ya que contradice la concepción de la composición, pero si se tienen en cuenta correctamente las dinámicas y acentuaciones, la percepción por el oyente será la correcta.


Comentarios