CONTRAPUNTO (IX): CANON A LA OCTAVA

En ejemplos anteriores hemos visto la aplicación del contrapunto de forma libre.
El canon es un tipo de contrapunto imitativo: el significado de "canon" es "ley, regla". En el canon, hay, al menos, dos voces: una voz principal o líder y otras secundarias. La voz principal inicia su melodía y en un momento posterior, la voz secundaria repite la misma melodía mientras la principal sigue cantando. Se trata como de "seguir al líder". Si hay más voces, la secuencia es similar.
Cuando la voz secundaria repite exactamente a la voz principal tenemos un canon estricto, pero si la voz secundaria hace algún ajuste menor, se denomina canon libre.
Puede ser para dos voces o para cualquier número de voces.
Conforme se va desarrollando el canon, estaremos haciendo contrapunto, por lo que debemos observar las reglas básicas del mismo en cuanto a independencia y movimietos melódicos e intervalos consonantes / disonantes, etc....

Estructura de un canon
En el canon, por tanto, se van repitiendo las partes melódicas hasta que nos acercamos a la cadencia donde hay que ajustar las voces para que ocurra de forma eficaz, abandonando en ese momento la parte imitativa.
La voz principal puede estar en el registro agudo, o en cualquier otro, el orden de las voces es elección del compositor. Las voces pueden ser producidas por distintos instrumentos, voces humanas, o en instrumentos polifónicos como el piano.

El momento en el que empieza la imitación de una voz no es fijo. Puede ser medio compás desde el inicio de la voz líder, un compás, dos, cuatro, algún momento más irregular. Va a depender de la composición. Tened en cuenta que si la repetición empieza muy pronto no va a dar tiempo a que el oyente fije la independencia de las líneas melódicas, y que si empieza muy tarde puede haber perdido la referencia.

Hay muchos tipos de canon que iremos viendo. Según el itervalo al cual comienza la voz imitativa, clasificaremos el canon por ese intervalo: canon a la octava, a la cuarta, a la quinta, a la séptima, etc...
Esto significa que cuando comienza la voz imitativa lo hace a ese intervalo determinado respecto a la melodía principal (puede ser por encima o por debajo).

Mencionar aquí que la técnica del canon no se limita al estilo barroco. En todos los estilos tiene aplicación y siempre resulta efectivo.


CANON A LA OCTAVA -¿CÓMO ESCRIBIRLO?

Elegir la tonalidad, el tempo, el compás y la duración. En nuestro ejemplo serán 8 compases en Fa mayor y 4/4.



Delinear el canon: escribir el principio de la voz principal y el final para que sea una cadencia auténtica perfecta. Vamos a iniciar la voz imitativa en el compás 3. Una buena idea es que la progresión de acordes inicial se deje en la dominante para reiniciar el acorde de tónica con la entrada de la voz siguiente.
Trasladar la línea melódica escrita en la primera voz a la segunda una octava inferior, en este caso (podría ser una octava arriba, o dos octavas de distancia, etc...). Escribir en los compases 3 y 4 la voz superior en contrapunto con la parte transcrita debajo. Se ha marcado con círculo las notas ajenas al acorde y, con números, los intervalos consonantes. También hay que diversificar las ratios entre voces (especies).
Trasladar los compases 3 y 4 de la voz pricipal a la voz secundaria en compases 5 y 6, escribir el contrapunto en la voz superior y así sucesivamente hasta la cadencia.






Comentarios