TRABAJAR CON TRÍADAS DE FORMA DIFERENTE (I)

En esta entrada voy a explicar dos técnicas muy sencillas y en la siguiente las desarrollaré en un ejemplo práctico.
Estamos acostumbrados a trabajar con acordes tríadas (o cuatríadas o más amplios, pero construidos por terceras superpuestas) de una forma funcional. Es decir: partimos de acordes de tónica (reposo) y vamos jugando con acordes de tensión subdominantes y dominantes para resolver en tónica de nuevo.
Pera esta no es la única manera de utilizar las tríadas. Una de las técnicas del siglo XX consiste precisamente en utilizar tríadas de forma no funcional en el sentido de la relación esperada tónica-subdominante-dominante.
Lo que haremos es buscar otro tipo de nexo que una a los acordes, y no esa relación funcional. De esta manera obtendremos efectos impresionistas, rememorando la armonía clásica porque usamos las mismas tríadas.
Como siempre digo y diré, esto es una herramienta más, se puede combinar con una parte tonal y funcional perfectamente, proporcionará un contraste nuevo y sorpresivo.

Técnica 1: acordes sobre un pedal 

Consiste en mantener una nota fija a modo de pedal:

  • Puede ser una nota solo, o dos notas (si usamos más se convertiría en un acorde completo, que también se puede probar).
  • La nota fija puede estar en un registro superior a los acordes, o inferior. Pero conviene que esté a cierta distancia para que se note la diferencia de colores.
  • Esta nota pedal puede tener el ritmo que queramos. Puede ser una nota muy larga (imaginemos en cuerdas) o una nota repetida a ritmos distintos.
Y una sucesión de acordes:
  • Conviene que mantengan cierta coherencia estructural. Es decir, usar acordes de tres notas siempre, o de cuatro siempre, pero no un acorde de tres y luego uno de siete notas. Eso debilitará el cuadro general.
  • La progresión de acordes la basaremos no en una tonalidad concreta sino en el efecto reposo-tensión.
    • Al usar una nota fija, el oído la entiende como nota del acorde (si lo es) o como una tensión del mismo.
    • Cuando la nota es del acorde la sensación es de reposo.
    • Cuando la nota pedal es tensión natural del acorde la sensación es de semi-reposo.
    • Cuando la nota pedal no tiene que ver con el acorde la sensación es de tensión.
  • Conviene iniciar la progresión usando acordes en que la nota pedal sea propia del acorde o tensión natural, para partir y llegar al reposo.
Veamos un ejemplo primero en su versión simple y después en otra donde se han usado dos notas pedal fijas y donde el ritmo de acordes y nota se ha variado para dar un efecto de menor monotonía.








Técnica 2: movimiento armónico mínimo

ueeu consideramos "tónica" y construimos una progresión en la que de un acorde a otro cambie solo una nota por un semitono (o un tono como máximo). Las voces deben moverse lo mínimo, sin saltos. Obtendremos aquí una armonía estática pero a la vez sorprendente. Los acordes que se van sucediendo pueden ser de todo tipo: mayores, menores, disminuidos, suspendidos, ..., incluso puede que alguno sea complicado cifrar (no importa, lo usaremos igual).
Hay que tener en cuenta que muchas notas son enarmónicas. En el ejemplo se ha señalado con la raya las notas que varían de un acorde a otro, el resto se mantienen igual (muchas veces por enarmonía).
En la próxima entrada explicaré cómo desarrollar estos armazones para componer una pieza...



Comentarios